Cursos de Reiki

Nivel I; II; y maestría.

La imposición de manos sobre el cuerpo para equilibrar las emociones o aliviar el dolor es tan antiguo como los instintos. La energía o fuerza vital que se encuentra en el Universo, y que tiene tantos nombres como civilizaciones han existido, es canalizada a través de las manos para curar dolores de todo tipo.

Todos poseemos la capacidad de usar la energía que rodea al Universo para curarnos y curar a otros. Nuestro cuerpo se hace más propenso a enfermar cuando, por estar sometido a tensión o stress, disminuye la fuerza vital. Los japoneses llamaron Ki a esta energía, raíz que aparece en la palabra Reiki, método de sanación que ha encontrado gran aceptación en occidente.

La historia del Reiki tradicional empieza a mediados del siglo XIX en Japón con el doctor Mikao Usui, quien luego de un largo proceso de investigación sobre las técnicas de curación milenaria, encontró en un monasterio tibetano algunos manuscritos que contenían símbolos de curación. Pero éstos no le daban por sí mismos el poder de curar, por lo que subió a la cima del monte Kurama Yama, donde meditó y se purificó durante muchos días, luego de lo cual tuvo la revelación de cómo usar los símbolos, dedicando posteriormente su vida a enseñar y sanar a las personas que lo necesitaban, a través del método que bautizó como Reiki, fuerza vital universal.

Se trata del arte de mantener el equilibrio de la salud a través de la estimulación de las fuerzas curativas del cuerpo humano, mediante la canalización de energía al contacto de las manos del terapeuta con el paciente.

Los humanos y los animales –al igual que las plantas- son entidades no sólo físicas. Tenemos un cuerpo físico denso, es decir, perceptible directamente a la vista y el tacto, pero también otros cuerpos no físicos, que son niveles de energía formados por Ki y que determinan el estado de salud del cuerpo físico. Muchos sanadores creen que todas las dolencias físicas tienen su raíz en lo no físico, en traumas emocionales guardados, en creencias mentales negativas o conflictos espirituales.

En los cursos de Reiki el sanador se convierte en canal de esta energía, la que gracias a su propia inteligencia, muy superior a la humana, se dirige donde haga falta para aliviar y mejorar. El cuerpo tiene la capacidad natural de curarse y el Reiki ofrece una alternativa para que esta capacidad se manifieste.

I Nivel: Valor: $85.000

II Nivel: Valor: $130.000

Maestra: Elvira Reymond.

Maestra de Reiki método Usui, terapeuta de Biomagnetismo y Bioenergética, Terapeuta Floral